Mostrando entradas con la etiqueta Tendencias 2017. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tendencias 2017. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de mayo de 2017

TRANSFORMACIÓN DE UN ZAPATERO.

          Hola amig@s!!

          ¿ Saben de esos zapateros que hace unos años ya se vendieron como rosquillas y que cuando abrias dos veces terminaba todo desmontado? Al menos esa es mi experiencia. En casa teniamos dos y los dos terminaron de igual modo. Se intentaron arreglar varias veces pero ni modo así que sus horas llegaban al final.


          Por suerte para ellos, una idea se me cruzo por la cabeza y me puse manos a la obra.


          El primer paso era desmontar dejando sólo la estructura principal,  las puertas se transformaron en baldas y con un lijado y varias manos de pintura se veían bien distintos.


             Aproveché para pintar una pequeña cajonera de madera natural con el mismo color.

    


          Y así de coqueta quedó:


          El exzapatero una vez colocado en su lugar sólo necesitaba de unas cajas de almacenaje y poco más.



       
       


          Nueva vida a un viejo zapatero qué hará su función hasta que Lucía crezca y le compren un dormitorio "de niña mayor" como dice ella.

          Que tengan una feliz semana, exprimanla al máximo que pasa volando.

          Hasta el próximo post.
        
                   

lunes, 24 de abril de 2017

UNA CAMA PARA TRES.


          Hola amig@s!!

          Como comenté en el post anterior ando metida en varias cosas (nada extraño en mi) y una de ella que ya terminé, me traía de cabeza.

          En casa surgió el problema que al crecer mis mellizas que antes compartían cama, comenzaron a estar incómodas y como es normal iban necesitando más espacio. El dormitorio no disponía de metros suficientes para tres camas y sacrificar el despacho era la opción menos deseadas tanto para ellas que no querían separarse, como para nosotros que perderíamos un lugar de trabajo.

          Barajamos varias posibilidades pero no era tarea fácil adaptar los muebles que teníamos a las nuevas camas.

          Después de muchas vueltas encontramos la opción que mejor se adaptaba a nuestras necesidades.


          Se trata de una cama litera de tres plazas. Esta opción era ideal por varias razones, una era que sólo habría que cambiar la anterior cama por está sin necesidad de modificar nada más.


          La parte inferior es un sofá que se convierte con un mínimo esfuerzo en una cama de 1,30.


          Ocupa aún menos espacio que la anterior y las mellizas pueden seguir durmiendo juntas a pierna suelta.




          Mi mayor agobio era pensar donde metería el sinfín de cosas que almacenaban los cajones. Casualmente la cama tenía la altura justa de los cajones así que me desice de las estructura, puse unas pequeñas ruedas y asunto resuelto.



          Mis niñas están encantadas y yo la verdad también porque es muy cómoda aunque parezca muy aparatosa.

          La estructura era negra así que la pinte de blanco así tenía la escusa perfecta para cambiar el color del resto del mobiliario,  cosa que ya tenía en mente hace tiempo. Eso será en el próximo post.

          Después de varios meses ya de uso puedo recomendar está opción que por otro lado salió muy bien de precio.

          Hasta aquí dio de si este post, gracias por seguirme.

          Que tengan una feliz semana.

          PD.- Ánimos a mi compañera Piola que pasa por un mal momento, fuerza guapa.